El punto de vista
de la calidad de vida

Si usted ve en cada nuevo avance tencológico una posibilidad de mejorar aún más la calidad de vida de sus pacientes, nosotros vemos exactamente lo mismo que usted.

Miopía

¿Qué es exactamente la miopía?
La miopía es una forma de defecto visual. Las personas miopes tan solo pueden ver con nitidez a distancias cortas. Su nombre procede del griego «contraer los ojos».
A la inversa, puede decirse que las personas miopes no ven con nitidez a larga distancia. Cuanto más se aproxima el objeto al ojo, más nítidamente se percibe.
Un ojo miope puede incluso ver mejor de cerca que un ojo «normal».

¿A qué se debe?
En la miopía, el globo ocular es demasiado largo en proporción a la capacidad de refracción del cristalino. Esto significa que los rayos de luz que llegan son concentrados correctamente por el cristalino, pero el punto focal queda situado delante de la retina (dado que, como se ha mencionado, el globo ocular es demasiado alargado). Como consecuencia, se forma en la retina una imagen borrosa (véase la ilustración). En un ojo con visión normal, la refracción de los rayos de luz tiene lugar de tal modo que se forma una imagen nítida exactamente sobre la retina.
 
¿Miopía con la edad?
A medida que envejecemos, el ojo va perdiendo la capacidad de adaptarse a la cercanía. En algún momento, casi todos necesitamos como mínimo unas gafas de lectura (vista cansada, presbicia). Una persona miope cuenta con una ventaja a este respecto: dado que el ojo está prácticamente preajustado para ver de cerca, puede que se retrase algunos años la necesidad de ponerse gafas.
 
¿Por qué algunas personas son miopes y otras no?
No se conocen las causas exactas de la aparición y el progreso de una miopía. No obstante, existen ciertos factores que desempeñan un papel, tales como algunas enfermedades o la herencia. El hecho es que no es posible detenerla ni corregirla mediante medicamentos ni mediante el adiestramiento de la vista.
 
¿Existen enfermedades que desencadenen una miopía?
Sí. Entre ellas se cuentan la diabetes (miopía transitoria), las contusiones en el globo ocular, el glaucoma durante la infancia, deformaciones de la córnea o el síndrome de Down. En personas de edad avanzada, la denominada catarata nuclear, una forma especial de la catarata, puede provocar miopía.
 
¿Es la miopía hereditaria?
Desafortunadamente, puede ser así.

CONSENJO: los hijos de padres miopes deberían someterse a exámenes oftalmológicos para la detección precoz.

Hipermetropía

¿Qué es exactamente la hipermetropía?
La hipermetropía es un defecto de refracción. Las personas hipermétropes ven borroso de cerca. Cuanto más se aleja un objeto del ojo, más nítidamente se percibe.

A qué se debe?
En la hipermetropía, el globo ocular es demasiado corto en proporción a la capacidad de refracción del cristalino, o bien la capacidad de refracción de la córnea y del cristalino es insuficiente. Como consecuencia, los rayos de luz no convergen sobre la retina, sino detrás de esta. Como consecuencia, se forma en la retina una imagen borrosa (véase la ilustración). En un ojo con visión normal, la refracción de los rayos de luz tiene lugar de tal modo que se forma una imagen nítida exactamente sobre la retina.

¿Por qué algunas personas son hipermétropes y otras no?
La hipermetropía es congénita. El individuo no tiene ninguna posibilidad de «evitar» su hipermetropía. Tampoco es posible la prevención. No obstante, sí puede corregirse.

A edades avanzadas, el cristalino se vuelve más rígido, produciéndose la denominada  hipermetropía senil (presbicia). Este tipo de hipermetropía se diferencia médicamente/terapéuticamente respecto de la hipermetropía congénita, y también aquí se explicará por separado.

Son infrecuentes otras causas. Una operación de catarata durante la que se ha implantado un cristalino artificial provoca una hipermetropía pronunciada. Asimismo, en caso de que el cristalino se deslice fuera del eje óptico (luxación del cristalino) puede conducir a una hipermetropía.

¿Es la hipermetropía hereditaria?
Sí, de hecho así ocurre en la mayoría de los casos de hipermetropía.

CONSEJO: los hijos de padres hipermétropes deberían someterse a exámenes oftalmológicos para la detección precoz. Dado que el ojo joven posee una gran capacidad de acomodación (capacidad de adaptación a la distancia), es posible que la hipermetropía no se manifieste hasta que haya avanzado el crecimiento.

Pero esto también es aplicable a la inversa: dado que el globo ocular cambia en el curso del crecimiento, puede que la hipermetropía vaya disminuyendo hasta alcanzarse la edad adulta.
 
¿Qué trastornos provoca la hipermetropía?

- Falta de nitidez
Sin medios auxiliares, los hipermétropes no pueden ver objetos cercanos con nitidez. A menudo, en los niños no se detecta la hipermetropía hasta que van a la escuela y les cuesta aprender a leer, o no pueden ver lo que se escribe en la pizarra desde las primeras filas.

- Dolor de cabeza, dolor de ojos
La forma del cristalino se altera mediante la acción muscular (músculo ciliar en el ojo). En la práctica, este proceso sirve para el ajuste lejano y cercano de la imagen (acomodación). Esto permite a las personas jóvenes corregir la hipermetropía. Sin embargo, supone un esfuerzo permanente para el ojo. Sobre todo en caso de adaptación intensiva a la visión de cerca, esto puede provocar la aparición de dolores de cabeza por tensión, mareo y fatiga. También pueden aparecer inflamaciones  picor ocular.

- Riesgo de glaucomaDesafortunadamente, las personas hipermétropes presentan un mayor riesgo de padecer glaucoma. El glaucoma suele aparecer debido a un incremento de la presión interna del ojo, a menudo provocado por una disminución de la evacuación del líquido acuoso.

CONSEJO: acuda a su oftalmólogo para someterse a revisiones de control periódicas (por ejemplo una vez al año).

Acuda a su oftalmólogo para someterse a revisiones de control periódicas (por ejemplo una vez al año).

Utilizando instrumentos de medición, el oftalmólogo determina la capacidad de refracción del ojo, y por consiguiente la gravedad de la hipermetropía. En niños es necesario desactivar temporalmente la acomodación mediante gotas oftálmicas, a fin de obtener valores de medición objetivos.

Hoy en día, el oftalmólogo dispone de diversas posibilidades para corregir una hipermetropía.

- Gafas: la hipermetropía se corrige mediante un cristal de gafas especialmente curvado (lente condensadora, lente convexa) Esta lente refuerza la capacidad refractora del cristalino propio y permite que el objeto se reproduzca nítidamente en la retina (¡en lugar de detrás de esta!). La potencia de los cristales de las gafas se indica en la unidad «dioptrías» precedida de un signo positivo.

- Lentes de contacto: después de medir la capacidad de refracción del ojo y la superficie de la córnea y de examinar el ojo, el oftalmólogo escoge la lente de contacto adecuada y la adapta. Si se manipulan y mantienen correctamente, las lentes de contacto pueden utilizarse sin problemas durante muchos años.

CONSEJO: un control periódico de los ojos y el cuidado correcto de las lentes de contacto preservan la salud ocular y facilitan el uso de las lentes de contacto.

- Procedimientos quirúrgicos: los denominados procedimientos quirúrgicos refractivos han alcanzado actualmente un elevado nivel de calidad. Dependiendo del grado de hipermetropía, el oftalmólogo también puede recomendar un procedimiento quirúrgico apropiado. Para ello son necesarios un examen exhaustivo del ojo y una explicación detallada al paciente.

Alteración de la curvatura de la córnea (astigmatismo)

¿Qué se entiende por alteración de la curvatura de la córnea?
En este caso, la córnea transparente del ojo presenta grados de abombamiento (curvatura) distintos en diversos planos. Como consecuencia se produce un tipo de defecto de refracción especial (pero no infrecuente): el astigmatismo. Un globo ocular astigmático crea una imagen borrosa y distorsionada en la retina. 

Consecuencias del astigmatismo
En un ojo normal, los rayos de luz que llegan se reproducen en forma de punto en la retina. En el ojo astigmático, en cambio, se genera una «raya» sobre la retina. Esto se debe a que la córnea no presenta una curvatura uniforme como la del cristal de un reloj, sino que presenta grados de curvatura distintos en diversas direcciones (radios dispuestos en ángulo recto entre sí).

Formas de astigmatismo
El oftalmólogo distingue entre los siguientes tipos de astigmatismo:

- Por regla general, un astigmatismo regular posee causas hereditarias. Apenas varía a lo largo de la vida. Esta forma se caracteriza por el hecho de que existe una diferencia de la capacidad de refracción en dos planos dispuestos perpendicularmente entre sí.

- En el astigmatismo irregular las causas son, por ejemplo, cicatrices en la córnea o bien una catarata con enturbiamientos irregulares del cristalino.

- Un astigmatismo transitorio puede aparecer tras el tratamiento quirúrgico de un glaucoma o de una catarata, en caso de que debido a la intervención se haya alterado la forma de la córnea.

Por regla general, un astigmatismo también puede aparecer en combinación con otro defecto de refracción (por ejemplo, miopía o hipermetropía).
 
 
¿Por qué se produce el astigmatismo?
El astigmatismo debido a la alteración de la curvatura de la córnea es congénito.
 
¿Qué trastornos provoca el astigmatismo?
Con frecuencia, el paciente ni tan siquiera percibe una leve alteración de la curvatura de la córnea y el defecto de refracción resultante.

Un astigmatismo más pronunciado se manifiesta por la visión borrosa tanto de cerca como de lejos. Dado que el ojo intenta permanentemente enfocar la imagen borrosa adaptando la fuerza de refracción (acomodación), pueden aparecer dolores de cabeza y picor de ojos.
 
¿Cómo se puede corregir el astigmatismo?
Para su corrección pueden utilizarse gafas, lentes de contacto o bien una intervención quirúrgica refractiva.

- Gafas: en el astigmatismo se utilizan lentes tóricas, los denominados cristales cilíndricos. Gracias a ellos, la luz que llega en haces paralelos se reproduce de forma nítida y puntiforme en la retina.

- Lentes de contacto: como alternativa o complemento a las gafas, también pueden adaptarse lentes de contacto normales o tóricas con forma estable. En el caso de las lentes de contacto flexibles, a partir de un cierto grado de alteración de la curvatura de la córnea son recomendables las lentes tóricas.

- Procedimientos quirúrgicos: hoy en día es posible corregir quirúrgicamente el astigmatismo con un elevado nivel de calidad. Dicha cirugía está especialmente indicada cuando por diversos motivos no es posible utilizar gafas o lentes de contacto. Naturalmente, antes de cualquier operación deberían llevarse a cabo un examen médico exhaustivo así como una información detallada por parte del facultativo.

Hipermetropía senil (presbicia)

¿Qué es exactamente la hipermetropía senil?
La hipermetropía senil es un defecto de refracción. En términos médicos se denomina presbicia. También se conoce como vista cansada. No se trata de una enfermedad, sino de una disminución de la elasticidad del cristalino a causa de la edad. El cristalino envejece.

En la hipermetropía senil, el punto próximo (es decir, la distancia mínima a la que todavía puede verse un objeto con nitidez) se va desplazando a una distancia cada vez mayor. Entonces ya no pueden identificarse objetos muy cercanos sin utilizar las denominadas gafas de lectura.

Las causas de la hipermetropía senil
La causa de la hipermetropía senil es la pérdida de elasticidad de la región interna del cristalino (núcleo del cristalino). Como consecuencia, el cristalino pierde la capacidad de acomodación, es decir, la facultad del ojo para enfocar a distintas distancias (cerca – lejos).

¿A partir de qué edad se manifiesta la hipermetropía senil?
Aproximadamente a la mitad de la vida, por lo general a partir de los 45 años, la mayoría de personas notan una disminución de la agudeza visual a corta distancia pese a mantener una buena agudeza visual a larga distancia.

La hipermetropía senil suele aparecer con intensidad moderada y se va intensificando con el paso del tiempo.

Además, el cristalino empieza a perder elasticidad ya durante los primeros años de la juventud. Sin embargo, no se perciben las consecuencias hasta alcanzar la mediana edad.

¿Es la hipermetropía senil hereditaria?
No, se trata de una consecuencia normal del envejecimiento.
 
¿Qué trastornos provoca la hipermetropía senil?
La pérdida de la capacidad de enfoque cercano del ojo significa que ya no se pueden identificar objetos pequeños o que se dificulta la lectura. Cada vez es más importante contar con una iluminación excelente. Cada vez hay que sostener libros, cartas o el periódico más alejados del ojo.

En el curso de una hipermetropía senil pueden aparecer dolores de cabeza Por regla general, los síntomas y las molestias se intensifican con el transcurso del día.

CONSEJO: acuda a su oftalmólogo para someterse a revisiones de control periódicas.

¿Cómo se puede corregir la hipermetropía senil?
El oftalmólogo determina la capacidad de refracción del ojo y la magnitud de la corrección cercana necesaria. La hipermetropía senil se puede corregir mediante gafas, lentes de contacto y cirugía refractiva.

- Gafas de lectura: en caso de visión normal a larga distancia, el remedio más sencillo son unas gafas de lectura. Su potencia depende de la edad y de la distancia de lectura deseada. En caso de miopía, hipermetropía o astigmatismo, es recomendable el uso de gafas multifocales, las denominadas gafas progresivas.

- Lentes de concacto: tras la medición y el examen del ojo, el oftalmólogo escoge la lente de contacto indicada para el ojo y la adapta. Si el ojo es apto para lentes de contacto y se respetan las instrucciones de cuidado así como las visitas de control periódicas, las lentes de contacto se pueden llevar sin problemas durante mucho tiempo.

- Procedimientos quirúrgicos: en caso de que por diversos motivos no sean deseables o tolerables las gafas o las lentes de contacto, existe la posibilidad de corrección quirúrgica. Los denominados procedimientos de cirugía refractiva han alcanzado hoy en día un elevado nivel de calidad. Dependiendo del grado de hipermetropía senil, el oftalmólogo recomienda un método quirúrgico adecuado. Naturalmente, antes de cualquier operación deberían llevarse a cabo un examen exhaustivo del ojo y una explicación detallada al paciente.
ACEPTAR
Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y para ofrecerle la mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
ES